Calendario

sábado, 4 de septiembre de 2010

La canción de las estrellas


CANTO PRIMERO

I

¡Oh sol, oh regio sol de Andalucía,

besa mi frente, y con tus rayos de oro

corona mi laúd.¡Oh frescas rosas

de los jardines béticos, perfumes

y colores prestad a mi poesía!

¡Oh esquivos ruiseñores melodiosos

que moráis en los bosques de mi patria,

las perlas derramad de vuestro canto

sobre el metal sonoro de mis versos!...

¡Sol, rosas, ruiseñores, embriagadme

de fragancias, y músicas, y lumbres,

y así podré narrar la breve historia

de un tierno amor, en lágrimas bañado,

como violeta henchida de rocío!

II

Bajo el sereno azul la primavera

toda desnuda y luminosa ríe.

A la vívida llama de sus ojos

las fuentes y los lagos centellean,

luce la húmeda yerba su esmeralda

y palpitan los puros corazones.

Mayo, el alegre mes de las caricias,

sus alas de oro en los espacios tiende;

los prados llena de vistosas flores

y las almas de fúlgidas auroras.

En los fecundos campos todo canta...

Ingente lira es cada bosque y arpegio

cada rama florida, grato idilio

cada vergel: naturaleza entona

al erótico mayo himnos triunfales.

Sí, todo canta; desde el claro arroyo

que, al pie de la persiana de los juncos,

su flauta de cristal, plácido tañe,

hasta el primer amor, que alza en los pechos

juveniles su bella Serenata.

Manuel Reina

Manuel Reina fue un poeta cordobés de Puente Genil, que vivió entre 1856 y 1905. Ejerció también de político y periodista y fue uno de los precursores del modernismo, como buen burgués que era.
Podéis ampliar su biografía en un buen artículo de la Wikipedia, aquí

Eduardo Costa Roldán

Esta es una entrada largamente demorada y absolutamente necesaria. Está dedicada a un gran flautista y compositor, que merece mucho mayor reconocimiento del que ya tiene. Esta entrada es para

Eduardo Costa


Eduardo Costa Roldán nace en Madrid en 1967 y en esta ciudad estudia de la mano de Salvador Espasa y Antonio Arias.

Se le ha podido escuchar como solista a lo largo de todo el territorio nacional, como el Auditorio Nacional, Auditorio Manuel de Falla (Granada), entre otros.

Ha formado parte de múltiples grupos de cámara, como el sexteto de vientos Aeróphonos, en los 90. Ha sido colaborador de formaciones como la Orquesta Nacional de Cuba, el mítico Grupo Círculo, la Banda Sinfónica Municipal de Madrid, el proyecto Guerrero, etc.
Cuando el conjunto de cuerdas Camerata del Prado necesita una flauta suelen recurrir a la suya.
Ha formado y forma parte de la Orquesta de Flautas de Madrid, decana en España y reciente protagonista del final del Concierto de Clausura de la Primera Convención de Flautistas de España.

Ha trabajado en espectáculos de toda índole, siempre con la flauta como bandera, como recientemente en la divertida Tubocatessen de Julián Elvira

o en los espectáculos de Músicas del Mundo del grupo El mundo de través, enlazado aquí.

Sin embargo, tal vez su faceta más creativa está en el área de la composición, en la que ya dispone de un amplio catálogo de obras publicadas y estrenadas.


Desde una primeriza Elogio del horizonte , unas Bacantes, op. 8 versiones de 1999 y 2007, Berlin 1928, (Elegida como pieza obligatoria en el Ier Concurso Nacional de Flauta de la Asociación de Flautistas de España), Greensleeves, Tiempo de Huida que podéis ver aquí interpretada por el propio autor y dirigida por su antiguo maestro Salvador Espasa.



ITACA I, ITACA II e ITACA III, Preludio, Passacaglia, Homenaje a Lorca (2010)
en este vídeo presentada por el propio compositor


Máscara de Ceniza, etc ,etc.

Especial mención a su faceta compositiva con el éxito de su ópera de Cámara Sodom, con libreto de Darío Facal ya representada en varias ocasiones, entre ellas en el Festival Escena Contemporánea de Madrid y estrenada en el Teatro Principal de Burgos.

Radio Nacional ha programado varias de sus obras en las temporadas de cámara y en países como Francia, Alemania, Suiza o Cuba se han podido escuchar en directo sus obras.

Tiene otra faceta como autor de literatura para flauta, especialmente enfocada a los que se inician en el instrumento,


relación que le ha llevado también a tener obras musicales compuestas con fines didácticos, como la que aparece en el disco del flautista Eduardo Pausá y el pianista Gonzalo Manzanares “Música Española para Flauta del s. XX”

Actualmente es profesor en la Escuela de Música Andana (http://www.andana.es/), co-director de la Orquesta MNM (Magistralia Núcleo Nadrid), arreglista de la Fundación Magistralia
Finalmente comentar que no es extraño que alguna de las partituras que toquéis para flautas de otros instrumentos hayan sido arregladas por nuestro protagonista, ya que es otra de sus facetas.
Fijaos en este arreglo-recreación fusión de los temas de El Señor de los Anillos y Piratas del Caribe, 'Elfos y Piratas'.


Podéis seguir su actividad en MySpace, cuyo enlace tenéis en el título.
Está preparando una página web que va a ser muy a tener en cuenta ya que va a presentar algunos de sus primeros trabajos como compositor de forma desinteresada; os tendremos al corriente en cuanto tengamos noticias de ello.

Saludos,

Un sello francés para un compositor que seguro os suena

En efecto la República Francesa dedicó este sello al autor de Joueurs de Flûte en 1969. La flauta está un poco escondida entre los instrumentos, pero está, a ver si la veis.


Saludos,

viernes, 3 de septiembre de 2010

Flûte Solaire - Flauta solar

Con este nombre os presento una de las "flautas" más curiosas que nos podemos encontrar. El invento es de un creador francés llamado Érik Samakh, nacido en 1959 y especializado en obras de arte que se interrrelacionan con la naturaleza.

Uno de sus trabajos más conocidos es "Joueurs de Flûte" (flautistas), basado en el invento que os presento aquí, la flauta solar.


Éste es el esquema de la versión de 2004,


Si ampliáis la imagen tendréis el texto explicativo en francés y mi traducción al castellano. Es muy interesante.
El funcionamiento es fascinante, unos tubos de longitud predeterminada para generar notas fundamentales, están colgados en distintos lugares, produciendo sonidos que varían en función del día, la hora, el lugar, etc.

El proceso se genera a partir de unas pequeñas placas solares, que convierten la energía solar en eléctrica, un módulo electrónico convierte estas señales en impulsos eléctricos, que a su vez mueven una micro turbina (del tipo de los refrigeradores de microprocesador en un PC) en el interior del tubo, que a su vez genera una corriente de aire que pasa por un silbato y genera un sonido,

que viaja a lo largo del tubo hasta que sale al exterior. Como se puede deducir fácilmente, en función de las sombras de otros árboles, de si el díaes nublado o incluso del ángulo del sol, el sonido será distinto en intensidad, en silencios (los determina el módulo electrónico), en longitud, etc...

Una flauta muy curiosa, en cualquier caso.

Saludos,

Mi amor es como un río caudaloso

Mi amor es como un río caudaloso

Chorreándose en el cuerpo de mi hombre,

mi amor toca tambor y flauta

en las montañas de mi tierra,

dispara con ametralladora

su descarga de besos.

Es un amor de guerra

con «adiós» y «nos vemos»

un amor con señales de humo

-a lo lejos-

un amor para llevarse en mochilas

para andar clandestino

por ciudades y valles.

Es un amor para cantar victoria,

para llorar heridos

y aprender de derrotas.

Mi amor es bien contento

aunque -a veces- me haga brotar el llanto

es grande como la esperanza

y el valor de mi pueblo;

tiene olores de finca

huele a tierra mojada y campo.

Mi amor es fiero,

ardiente como la libertad,

no conoce de tiempo,

anda dentro de mí

desbocado y rebelde.

Me ha llenado de luz

y lo llevo cargado como un fusil al hombro

lloro y río por él

por este amor hermoso,

claro, como tus ojos.

Gioconda Belli

Gioconda Belli es una poetisa nicaragüense, nacida en Manila en 1948. Podéis consultar su biografía, su lucha contra la dictadura de Somoza, su pertenencia al FSLN y otras cosas en la wikipedia, aquí.

Un bal costumé


Este grabado, también de la colección Dayton lleva la firma de Paul Gavarni, pseudónimo de Hyppolite Guillaume Sulplice (1804-1866). Conocido sobre todo por sus caricaturas, en este grabado nos presenta a un pequeño grupo de cámara que pone música a un baile de disfraces. No queda claro si se trata de un dúo flauta, piano o si la figura que está de pie, añade una nota lírica con su voz.
El grabado se cree que es de 1853 por un inscripción que hay al dorso y mide 27 x 36 cms.
Éste es el detalle del flautista.


Además tenemos dos faunos en los laterales, uno de ellos con flauta de pan.

Saludos,

jueves, 2 de septiembre de 2010

HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA...

Como dice Serrat 'Hoy puede ser un gran día...' y lo es:

Salvador Espasa ¡HA RECUPERADO SU FLAUTA! ¡SÍ!¡SÍ!¡SÍ!

En sus propias palabras (publicadas en su página de FB) : "Hoy es un buen día, ha aparecido mi flauta gracias a un señor que la vió ayer en un cashconverters por 150 €. Muchas gracias a todos por el apoyo moral que he me habeís dado y en especial a Eduardo Moreno que ha demostrado ser un SEÑOR."

Ahora a disfrutarla de nuevo él el primero y nosotros escuchándoles.

¡ENHORABUENA!

Saludos

La Armónica que enseñaba flauta

Cada vez que tengo que bajar por trabajo a Valencia y voy en coche, lo que no me entusiasma precisamente, me da la sensación de que ya estoy llegando cuando veo la imagen de las cementeras de Buñol. La vieja y la nueva.

Y poco más, porque creo que nunca me he parado a conocer el lugar.
El caso es que en Buñol hay una de esas agrupaciones más que centenarias, que tanto hacen por la difusión y el aprendizaje musical.

En este caso, La Armónica. Os dejo en el título el enlace a su página web par que les podáis conocer mejor.

La entrada en sí va dirigida a la Tercera Edición del Aula Superior de Flauta, que se celebra en sus instalaciones desde Octubre a Junio con periodicidad mensual.

Atención porque sólo hay 10 plazas.

El profesorado es de lujo, Magdalena Martínez, Salvador Martínez Tos, Antonio Nuez, Fernando Gómez, Álvaro Octacio Díaz y Juanjo Hernández. Todo ello coordinado por Abél Aldás y la buñolense Amalia Tortajada.
La mejor manera de que sepáis los detalles es que os los deje, tal cual han sido escritos.


Saludos,





Mario Lavista

Esta entrada va dedicada al compositor mexicano Mario Lavista, y con ella le incluimos en la lista de compositores del blog, ya que no es poco el trabajo que el músico ha hecho por la flauta.

Mario Lavista

Nace el 3 de abril de 1943 en Ciudad de México. Nieto del también compositor Raúl Lavista (1912-1980)

Estudia piano en su infancia con Adelina Benítez y Francisco Gyves.

Estudia posteriormente composición con nada menos que Carlos Chávez y Héctor Quintanar y análisis con Rodolfo Halffter en el Conservatorio Nacional de Música de México.

Entre 1967 y 1969 , recibe una beca del gobierno francés para estudiar con Jean-Étienne Marie en la Schola Cantorum de París y asiste a los seminario de música contemporánea impartidos por Henri Pousseur.

En 1968, año de revoluciones, también da un seminario con la legendaria Nadia Boulanger.

En 1969 participa en cursos de Christoph Caskel y Karlheinz Stockhausen en la Rheinische Musikschule de Köln en Alemania y en los míticos Cursos Internacionales de Verano de Darmstadt, donde conoce a György Ligeti.

Trabaja la música electrónica en Conservatorio Nacional de Música en 1970 y en NHK de Tokyo entre 1971-72

En 1970, de vuelta en México funda el grupo de improvisación Quanta, interesado en la creación y la interpretación simultánea y en las relaciones entre la música en vivo y la electroacústica.

En 1987 le es encomendado por la fundación Guggenheim la composición de la ópera Aura. Buen año ya que también fue nombrado miembro de la Academia de Artes de su país.

En 1991, recibe el Premio Nacional de Ciencias y Artes y la Medalla Mozart y, en 1998, ingresa en el Colegio Nacional de México. Os puede interesar el texto del discurso que hizo con dicho motivo, aquí.

La relación de premios relacionados con su obra y sus grabaciones en su propio país y el extranjero es muy larga, incluyendo una nominación a los grammy.

Son interesantes los trabajos que ha realizado con el pintor Arnaldo Coen, trabajando grafismo y música.

Para la flauta y otros instrumentos es muy importante su labor de investigación para obtener nuevas posibilidades técnicas para renovar la expresión de los mismos.

Ha impartido cursos y seminarios en universidades de Estados Unidos y Canadá y en los Cursos Latinoamericanos de Música Contemporánea.

Actualmente tiene a su cargo las cátedras de análisis y lenguaje musical del siglo XX en el Conservatorio Nacional de Música y es director de la revista Pauta, cuadernos de teoría y crítica musical.

Os propongo un artículo publicado por Lavista en la revista Diagonales en 1987, "Partitura en limpio", aquí.

Es el autor también del libro Textos entorno a la música, 1988.

La relación de sus composiciones es larga, incluidas bandas sonoras.

Veamos algunas de las obras que tiene para el instrumento razón del blog:

ü Monólogo, para barítono, flauta, vibráfono y contrabajo ,1966

ü Game, para una o más flautas, 1971

Os propongo una versión de estudiantes de la pieza,

ü Antifonía, para flauta, dos fagotes y dos percusiones, 1974

ü Canto del Alba, 1979

ü Lamento a la muerte de Raúl Lavista, flauta baja y amplificación ad limitum

ü Nocturno, flauta en Sol, 1982

ü Cuicani, flauta y clarinete, 1985

ü Vals, flauta, clarinete y cuarteto de cuerdas, 1986

ü El pífano: retrato de Manet, para flauta Piccolo ,1989

ü Danza de las bailarinas de Degas, flauta y piano, 1991-92

ü Elegía a la memoria de Nacho, flauta y piano, 2003

Formas de ampliar la información sobre Lavista:

  • Wikipedia, aquí
  • The Living Composers Project (más completo, pero en inglés), aqui.
  • Una entrevista que le hicieron en Letras Libres, aquí.
  • Este artículo sobre la aplicación de las técnicas extendidas de la flauta aplicado a Lavista, muy bueno de Beatriz E. Plana.

Saludos,


Homenaje (después de escuchar la música de Mario Lavista)

Homenaje

Después de escuchar la música de Mario Lavista

El aire se serena y viste de hermosura y luz no usada
Fray Luis de León


Ni aquél que con la sola virtud de su mirada
Detiene el deslizamiento de los glaciares
Suspensos, por un instante, en su desmesurada
Blancura, antes del alud desbocado
En el vértigo de sus destrucciones.
Ni aquél que alza un fruto partido por la mitad
Y lo ofrece a la vasta soledad del cielo
En donde el sol establece
Su abrasadora labor a la hora de la siesta.
Ni aquél que mide con minuciosa exactitud
Los espacios del aire, las zonas donde la muerte
Acecha con su ciega jauría y que es el mismo
Que maneja la espada y reconoce
En las manchas irisadas de la hoja
Un veredicto inapelable, instantáneo y certero.
Ni aquél que implora una limosna
Bajo los altos soportales de piedra
En donde el eco repite sus súplicas,
Libres de la vanidosa aflicción del pudor.
Ni aquél que sube a los trenes
Sabiendo que no ha de volver
Porque el regreso es un espejismo deleznable.
Ni aquél que acecha al amanecer el paso
De raudas migraciones que, por un instante,
Pueblan el cielo con la sombra de su tránsito,
Anunciador de monzones y de pardas desventuras.
Ni aquél que dice saber y calla
Y con su silencio apenas logra alejarnos
De estériles maquinaciones sin salida.
Ni ningún otro que intente exhibir
Ante nosotros la más especiosa y letal
De esas destrezas que le son dadas
Al hombre para orientar el sino
De sus disoluciones y mudanzas.
Nadie, en fin, conseguirá evocar
La despojada maravilla de esta música
Limpia de las más imperceptibles huellas
De nuestra perecedera voluntad de canto.
De espaldas al mundo, al polvo,
Al tibio remolino de nostalgias y sueños
Y de efímeras representaciones,
Esta leve fábrica se levanta
Por el solo milagro de haber vencido
Al tiempo y a sus más recónditas argucias.
Apenas escuchada, se transforma,
Cambia de lugar y nos sorprende
Desde un rincón donde jamás
Sospechamos que se diera.
No tiene signo este don de una eternidad
Que, sin pertenecernos, nos rescata
Del uso y las costumbres,
De los días y del llanto,
Del gozo y su ceniza voladora.
Imposible saber en qué parcela del azar
Agazapada esta música destila
Su instantáneo licor de transparencia
Y nos lleva al borde de un océano
Que sin cesar recrea en sus orillas
La permanencia de las formas
Del diálogo del cristal y del oboe,
De lo que el clarinete propone como huida
Y la flauta regresa a sus dominios,
De lo que las cuerdas ofrecen como enigma
Y ellas mismas devuelven a la nada,
Sólo el silencio guarda la memoria.
No sabemos y en nuestra conquistada resignación
Tal vez está el secreto de ese instante
Otorgado por los dioses
Como prueba de nuestra obediencia
A un orden donde el tiempo ha perdido
La engañosa condición de sus poderes.

Poema de Álvaro Mutis, escritor colombiano nacido en 1923 en Bogotá. El músico mexicano Mario Lavista ha musicado varias de sus obras y el poeta le dedica esta obra.
Para ampliar la información sobre Mutis, la Wikipedia tiene un artículo realmente completo, aquí.
Respecto a Mario Lavista, la siguiente entrada va por él.

Saludos,