Calendario

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Bombaia

Así conocía Andrea este vídeo cuando apenas empezaba a hablar. Atentos a la rana flautista, actuación corta pero intensa... tal vez ahí empezó su devoción por el instrumentos. Chi lo sa!


Dedicado a Andrea y a su tía Ness.
Saludos,


miércoles, 16 de diciembre de 2009

Yo persigo una forma

Yo persigo una forma que no encuentra mi estilo,
botón de pensamiento que busca ser la rosa;

se anuncia con un beso que en mis labios se posa

el abrazo imposible de la Venus de Milo.

Adornan verdes palmas el blanco peristilo;
los astros me han predicho la visión de la Diosa;

y en mi alma reposa la luz como reposa

el ave de la luna sobre un lago tranquilo.

Y no hallo sino la palabra que huye,
la iniciación melódica que de la flauta fluye

y la barca del sueño que en el espacio boga;

y bajo la ventana de mi Bella-Durmiente,
el sollozo continuo del chorro de la fuente

y el cuello del gran cisne blanco que me interroga.

Rubén Darío (1867-1916)

Poeta nicaraguense universal. Le llamaron "El príncipe de las letras castellanas".

Podéis conocer mucho más de él en el extenso artículo que tiene la Wikipedia en castellano, aquí.

Saludos,


martes, 15 de diciembre de 2009

El imperio de los sinsentidos

Este sugerente título no es de mi invención sino que es el nombre que Titus, su emperador indiscutible, y castellonés de Almassora, ha dado a su fantástico blog.

He aprovechado para hablar del blog hoy porque el 1 de Diciembre publicó una entrada muy interesante sobre la obra de Varèse Density 21.5, de la que ya comentamos algo en alguna entrada y colgamos la versión de Gazzeloni cuando hablamos de él.

Titus, por su parte, nos propone la versión de la joven flautista catalana Laura Pou.
En el título de la entrada tenéis el enlace al artículo y a su blog. Muy recomendable.

Me ha venido muy bien además esta entrada de Titus porque tenía previsto hablar de su blog por su cumpleaños (el del blog) que cumple el 18 de este mes dos años y lleva una velocidad de crucero de entre 10 y 15 entradas al mes.

Es uno de mis favoritos. Algunas de sus entradas son simplemente antológicas.

Su diseño es, como en nuestro caso, uno de los que proporciona Blogger por defecto. El contenido es lo que importa.

Disfrutadlo. Saludos,



Hieronimus Tonneman y su hijo

Cornelis Troost fue un pintor holandés, de Amsterdam, que vivió entre 1697 y 1750. Participó pues de la fiebre por los pequeños retratos que hubo en la escuela flamenca. Actor en su juventud, se retiró y dedicó a la pintura a partir de 1723. Se hizo famoso por sus retratos a los miembros del Colegio de Médicos y por los cuadros de actores representado escenas dramáticas.

Tonneman era un burgués coleccionista de sus obras. En este retrato le vemos posando con su hijo, que está tocando una flauta travesera de la época. Es un Óleo sobre lienzo fechado en 1736 y que se conserva en la National Gallery de Irlanda, en Dublín.



Saludos,

Claves musicales

Hoy he recibido el correo de la revista on-line Claves Musicales, avisándome de que ya han sacado su número 90.



De modo que voy a aprovechar para hacer una entrada sobre la misma.

Claves Musicales lleva en la red desde el año 2001 y, como he dicho, han sacado ya 90 ejemplares distintos, siempre en versión digital. Está dentro del dominio MusicaClasicayMusicos.com.



Ya tienen cerca de 20.500 suscriptores.
Su misión comumicativa viene definida en la primera página y dice literalmente (copio-pego):

"Revista Electrónica distribuida gratuitamente por e-mail,
con contenidos de interés para músicos profesionales, estudiantes,
docentes de música y melómanos, con el objeto de difundir e
intercambiar ideas, comentarios, artículos de interés,
información útil y actividades."

La revista está a cargo de dos músicos bonaerenses, un clarinetista - Gabriel Blasberg - y una clavecinista - Natalia Cháneton Takáks.

En la revista tenéis varias secciones fijas, como por ejemplo los acertijos musicales, el Editorial, etc. así como distintos artículos. En el título os he puesto el enlace al último número.




Os propongo que le echéis un vistazo y le prestéis todo el apoyo posible.
Un ejemplo, el divertido vídeo que acabo de postear lo he visto en la sección de vídeos de humor en la revista.
A los lectores que por la noche no veis la Estrella Polar en el centro del cielo sino la Cruz del Sur os pido que seáis especialmente sensibles al hercúleo proyecto de estos dos músicos argentinos.

Un trabajo constante, ameno y necesario.

Paso a incluir su dirección en al red a la lista de "Lugares a visitar antes de morir".

Saludos,

Un homenaje a los catarros

Sin comentarios.


Saludos,


lunes, 14 de diciembre de 2009

Tres eran tres

De mica en mica s'omple la pica decía mi madrina. Poco a poco todo se consigue sería la interpretación del proverbio.
Del concierto de los Caballeros del Traverso en la Ex-Colegiata de Santa Ana, en Peñaranda de Duero ya he editado y subido a Youtube tres vídeos más.
Para los más vagos os los pongo en esta entrada porque no os los podéis perder.

El Concerto en Re Mayor de Bodin de Boismortier en sus tres movimientos, como no Rápido, Lento, Rápido.


Y de nuevo Doppler con su Andante y Rondó para dos flautas. Los solistas nada menos que José Sotorres y Salvador Espasa. Tanto este vídeo como el siguiente es aconsejable escucharlos con cascos ya que estos disminuyen bastante el efecto de reverberación de la iglesia y suenan aún mejor.

Y ahora una pieza muy especial del caballero Artillero. Una soleá recitada con texto de Federico García Lorca y su Muerte de Antoñito el Camborio.
El poema dice así,

Voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.
Voces antiguas que cercan
voz de clavel varonil.
Les clavó sobre las botas
mordiscos de jabalí.
En la lucha daba saltos
jabonados de delfín.
Bañó con sangre enemiga
su corbata carmesí,
pero eran cuatro puñales
y tuvo que sucumbir.
Cuando las estrella clavan
rejones al agua gris,
cuando los erales sueñan
verónicas de alhelí,
voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.

*

Antonio Torres Heredia.
Camborio de dura crin,
moreno de verde luna,
voz de clavel varonil:
¿Quién te ha quitado la vida
cerca del Guadalquivir?
Mis cuatro primos Heredias
Hijos de Benamejí.
Lo que en otros no envidiaban,
ya lo envidiaban en mí.
Zapatos color corinto,
medallones de marfil,
y este cutis amasado
con aceituna y jazmín.
¡Ay, Antoñito el Camborio,
digno de una Emperatriz!
Acuérdate de la Virgen
porque te vas a morir.
¡Ay Federico García,
llama a la guardia civil!
Ya mi talle se ha quebrado
como caña de maíz.

*

Tres golpes de sangre tuvo
y se murió de perfil.
Viva moneda que nunca
se volverá a repetir.
Un ángel marchoso pone
su cabeza en un cojín.
Otros de rubor cansado
encendieron un candil.
Y cuando los cuatro primos
llegan a Benamejí,
voces de muerte cesaron
cerca del Guadalquivir.

y la pieza de Salvador Espasa suena así.


Para este vídeo he trabajado el texto como subtítulo, en el modo que te permite Youtube y que es muy interesante. Os doy una pequeña idea por si queréis compartir el vídeo con no castellano parlantes. El Primer paso es desplegar la pestaña inferior derecha del vídeo y activar las dos barritas de subtítulos.

Automáticamente se intercalarán en la escala de tiempo del vídeo los textos de Lorca, en su lugar exacto. Si sólo queremos esto ya está. Seguiremos la declamación del Caballero Escribano escrita como subtítulo. Pero Youtube y Google van más allá.
Puedes seguir desplegando otro submenú en esa pestaña



y seleccionar en qué idioma quieres que te traduzca los subtítulos.



Yo, por ejemplo he escogido Inglés.



Evidentemente traducir Lorca así es un auténtico dislate, pero...es lo que hay. Esta habilidad de Youtube seguro nos será útil en el futuro.

Disfrutad de los vídeos. Saludos,

domingo, 13 de diciembre de 2009

Gigante

Andrea ha entrelazado su pequeña historia con el apellido que establece nuestra entrada, lógicamente no a través del protagonista, porque el espacio-tiempo no es coincidente pero sí con su legado.

Hay cosas que no puedo comprender con facilidad. Una de las que me ha tenido más molesto desde el pasado verano, ha sido mi absoluta incapacidad para dar valor a una figura de la flauta como es el protagonista de nuestra entrada.

Lo cierto es que si no fuera por a ayuda inestimable de los familiares de nuestro protagonista me hubiera quedado con las ganas.

¿Estoy pues satisfecho? Lo cierto es que no. Cuanto más conozco de nuestro personaje más ganas tengo de saber de él.

La recuperación de la memoria musical de nuestro patrimonio pasado es algo que me puede. Yo no soy músico ni flautista pero todo lo que leo o aprendo sobre nuestro pasado en este campo, sea próximo o cercano da más valor y enriquece el futuro de mi hija, que sí quiere serlo.

Considero una pérdida irremediable el olvido de este tiempo personal y vivencial que, de algún modo, es de todos.

Por eso estoy especialmente agradecido al sobrino y a la hija de nuestro protagonista sin los cuales yo personalmente sería más pobre.

Esta pequeña entrada no es lo adecuado. Creo que nuestro protagonista merece una web dedicada a él, por su historia y lo que representa aún hoy para este pequeño mundo de la flauta y porque, de modo egoísta, quisiera que su historia pasara a formar parte de la nuestra como un hilo de Ariadna que recorre la historia de la flauta en España. El trabajo de López y Gericó en su Historia de la Flauta del Romántico XIX es un camino inestimable que debería ensancharse en la medida que nos acercamos a nuestro tiempo. Una visión perspectiva con el punto de fuga en los orígenes de la flauta travesera.

No he conseguido aún grabaciones sonoras de sus actuaciones, aunque estoy seguro que las hay, ni he agotado todos lugares en los que seguramente hay guardados documentos, pero hoy por hoy mis fuentes son las más fiables ya que son las que levan los mismo genes que nuestro protagonista.

Muchas gracias Juan Manuel y Doña Manuela.

Nuestro protagonista de hoy es,


Don Manuel Garijo Moreno


D. Manuel Garijo Moreno, nace en Murcia el 13 de abril de 1892.

Es el segundo de cuatro hermanos, Gabriel, él mismo, Lucas y Juana.

En su familia no hay constancia de antecedentes musicales, sólo el hermano mayor, Gabriel, se interesa en el estudio de la trompeta.

El padre fallece mientras está combatiendo en la Guerra de Cuba y los tres hermanos varones ingresan en el Colegio Niños de la Misericordia de Murcia.

Es en esta institución donde Manuel y Gabriel se inician en la música. Dicha institución llegó a ser reconocida por el énfasis en la educación artística de sus alumnos, teniendo un coro muy reconocido en su época.

En abril de 1905, acabados de cumplir los trece años, se traslada a Madrid para ocupar la plaza de educando en el Regimiento de Infantería Inmemorial nº 1. Por su constitución física es designado para tocar el flautín. Parece, pues, que el primer contacto de D. Manuel con la flauta es más bien fruto de la decisión de terceros.

Paralelamente, estudia en el Real Conservatorio Superior de Madrid bajo la guía de D. Francisco González Maestre,

Francisco González Maestre

como catedrático de flauta del Real Conservatorio Superior de Música y Declamación de Madrid. Su prestigio como flautista era entonces reconocido, como aún lo es hoy en día. Para D. Manuel 1915 es su año de graduación, con las calificaciones máximas. El tribunal presidido por el Maestro Andrés Bretón considera que el nivel de D. Manuel Garijo merece un reconocimiento especial creándose en ese momento el Diploma de Honor Especial para Instrumentos de Viento que el RCSM otorgó por primera vez en Noviembre de ese año (Al menos entre los años 1915 y 1959 no se volvió a conceder dicho diploma).

En 1916 obtiene la plaza de solista en la Orquesta Sinfónica de Madrid (Orquesta Arbós).

El 1 de abril de 1918 obtiene la plaza de solista en la Banda de Música del Cuerpo de Alabarderos (posteriormente Banda Republicana) según consta en su historial militar. Con los Alabarderos desarrolla una intensa actividad con conciertos toda España.

Ese mismo año contrae matrimonio con la valenciana D. Manuela Albariño López, que fallecería en Valencia seis años más tarde el 21 de agosto de 1924. Tan corto matrimonio dejó no obstante el fruto de sus dos únicos hijos. Manuela (1919-), y Alberto (1922-1985). Manuela es hoy en día un punto de referencia histórico que nos ayuda a todos a comprender la magnitud de la figura de su padre.

En 1922, obtiene la plaza de Profesor de Flauta de prestigiosa Capilla Real. Y es nombrado flauta solista de la Orquesta del Teatro Real.

En 1923, con compañeros del Cuerpo de Alabarderos forma una agrupación que recorrería todo el país dando conciertos, el Quinteto "Variedad de Música de Cámara del Real Cuerpo de Guardias Alabarderos" D. Manuel Garijo a la flauta, D. Emilio González al oboe, D. Aurelio Fernández al clarinete, D. Francisco Quintana al fagot y D. Álvaro Mout a la trompa. La familia aún conserva una foto de la agrupación dedicada por la centenaria Unió Musical de Lliria.

ABC 30-01-1931 En Tarragona

En 1925 recibe la "Medalla del Homenaje".

En 1926 la Gran Cruz de Isabel la Católica. Ese mismo año contrae segundas nupcias con Dña. Aurelia García de Mateos, en el mes de Marzo.

En 1927 forma otro grupo de cámara, el Quinteto Español de Musica de Cámara: Garijo (flauta), González (oboe), Fernández (clarinete), Romo (fagot), Mont (trompa).

En 1930 entra en escena el "Trío Garijo, Menéndez y Cerquera " Manuel Garijo (flauta), Julián Menéndez (clarinete) y Rafael López Cerquera (piano). Tres figuras que han dejado su impronta en la historia musical española.

En el convulso 1931 formará otro trío de referencia el "Trío de Cámara" formado por D. Manuel Garijo, D. Santos Gandía y D. Nicanor Zabaleta respectivamente flauta, violonchelo y arpa. Varios compositores les dedicaron obras como por ejemplo el casi tristemente olvidado hoy, el madrileño Salvador Bacarisse.

ABC Martes 2 Abril 1932

Su especialización en música de Cámara es reconocida nacional e internacionalmente y no era extraño escucharle a través de las radios de la época en actuaciones de cámara, sobre todo hasta el estallido de la Guerra Civil. Recomiendo en este sentido hacer una búsqueda en la hemeroteca de La Vanguardia en la red, para obtener algunas de las programaciones radiofónicas en las que aparece D. Manuel con su propio nombre.

El mismo 1931 pasa a formar parte por evolución histórica de la Banda de la Guardia Republicana continuando con la actividad musical hasta el comienzo de la Guerra Civil, durante la cual permanece en Madrid hasta el el 3 de Marzo de 1938 en que es trasladado por el Gobierno de la República a Barcelona donde entra en contacto con diversos músicos catalanes con los que desarrolla una breve pero intensa actividad musical en dúos, tríos y música de cámara hasta el 24 enero de 1939 en que pasa a Francia donde permanece varios meses en un campo de refugiados.

El Castellano de Toledo 17-1-1931

De vuelta a España, es requerido en Barcelona en el verano de 1939 por el Juzgado Militar de Oficiales y Generales número 2, hasta que le es autorizado el regreso a Madrid por la autoridad militar poco antes de finalizar 1939. Desde esa fecha y hasta junio de 1943 en que el juzgado militar de Barcelona dicta sentencia favorable, está en situación de "disponible forzoso" y así continúa, sin volver a ocupar su plaza de flauta solista hasta que en 1951 causa baja al cumplir la edad reglamentaria.

En 1943 obtiene la plaza de flauta solista en la Orquesta Nacional de España.

En lo que se refiere a su residencia, si bien era murciano de nacimiento, prácticamente toda su vida residió en Madrid, primero en el número 24 de la calle Martín de los Heros, en el corazón del barrio de Argüelles y posteriormente y hasta su fallecimiento en el número 8 de la calle Santiago. Esta calle y la esquinera calle del Espejo conservan todavía su apellido en forma de la tienda musical Mundimúsica Garijo, gestionada por familiares de D. Manuel.

Valencia y Murcia fueron dos ciudades en las que pasaba largas temporadas, debido a los lazos familiares que mantenía en ambas y a las continuas invitaciones que recibía para impartir clases.

Juegos Florares Cullera 1929

Torrevieja (Alicante) fue su segunda casa durante muchos veranos en los que presidia el tribunal del Certamen de Habaneras y pasaba varias semanas en compañía de su familia.

Su retirada de los escenarios en la primavera de 1954 fue consecuencia de los consejos de su médico, el eminente doctor Bastos. Una doble afección pulmonar y cardíaca para nada favorecidas por el su tremenda afición al tabaco, pusieron en grave riesgo su vida. El doctor Bastos trató en vano durante varios años que D. Manuel Garijo se apartase de las giras de concierto hasta que finalmente tras regresar de un concierto en Cáceres, obtuvo su compromiso de que tras finalizar aquella temporada, abandonaría los escenarios para dedicarse a la docencia.

Su último concierto, con 62 años, fue la primavera de 1954 en la ciudad de Cáceres con la Orquesta de Cámara bajo la batuta del Maestro Arambarri.

Hace poco escuché a la pianista tunecina Roberte Mamou decir que por muy buen intérprete que seas, si no eres capaz de transmitir lo que has aprendido y seguir la cadena de enseñanza como progreso de al música, es como si no hubieras existido.

Afortunadamente D. Manuel no tiene ese problema. Dicen sus familiares que siempre recordaba que sus logros con la flauta los había alcanzado gracias a las enseñanza que recibió en su día en el colegio de los Niños de la Misericordia, por lo que desde su llegada a Madrid a pesar de su juventud, siempre que surgía la ocasión se dedicaba a enseñar, mejorar y perfeccionar el estilo de otros músicos más jóvenes que él.

Su relación muy especial con D. Francisco González Maestre le marcó de manera definitiva. La admiración que sentía hacia su maestro hizo que desde siempre D. Manuel Garijo sintiera un atracción por la enseñanza y la relación maestro/discípulo.

Maestro y alumno

Ya desde 1912 hay anotaciones que prueban que impartía clases a educandos, estando él mismo estudiando en el Conservatorio Superior.

Toda esa experiencia fue creando en D. Manuel la necesidad de desarrollar unos ejercicios progresivos que años más tarde serían la base sobre la que desarrollaría su personal estilo educativo (y que fueron publicados a su fallecimiento y revisadas por algunos de sus alumnos en 1983). A partir de 1924 impartió clases en diversas bandas y asociaciones musicales de Murcia y Valencia coincidiendo con viajes que realizaba con la Banda de Alabarderos o por motivos familiares. Muchas miembros de sociedades musicales como las de Lliria, Cullera, Sueca recibieron lecciones de D. Manuel Garijo cuando acudía a tocar allí con la Banda, como solista o como integrante de alguno de los tríos, cuartetos o quintetos de los que era miembro.

En el Boletin Oficial del Estado número 218 de 6 de Agosto de 1946 se informa que el 29 de Julio de ese mismo año se nombra a D. Manuel Garijo Moreno Profesor Especial de "Flauta y Flautín" (las comillas no son mías) del Real Conservatorio de Madrid, en virtud de concurso-oposición., la misma que en su día había ocupado su maestro D. Francisco González. En el B.O.E se establece que "la propuesta ha sido formulada por unanimidad del Tribunal. Como curiosidad comentar que el sueldo asignado para la plaza era de 5.000 pesetas.


Con él se formaron muchos de los grandes flautistas de la época y que fueron destacadas figuras de los años 50, 60 y 70 como Andrés Carreres, José Dominguez, Rafael López del Cid … profesores que han hecho llegar la cadena de transmisión hasta la fantástica generación de flautistas españoles en activo, que a su vez han formado a generaciones más jóvenes, que a su vez…

Con el testimonio directo de su hija D. Manuela sabemos hoy que mantenía una extraordinaria relación maestro-discípulo dedicando muchas horas a la semana a la docencia. Con frecuencia recibía a los alumnos en su casa y con ellos pasaba las tardes sin percibir un solo céntimo a cambio. Muchos de ellos, procedentes de diversas ciudades, encontraban además la comida o la cena que su esposa preparaba para que no tuvieran que gastar nada. Para cada uno de ellos preparaba ejercicios personalizados en función de su nivel y/o velocidad de aprendizaje.

Doña Manuela, su hija, recuerda 5 flautas utilizadas por D. Manuel, de las que su sobrino me ha mandado amablemente estas imágenes.



El 18 de diciembre de 1959 fallece en Madrid. En la prensa de Murcia la noticia se dio a tres columnas "Ha muerto Manuel Garijo" .

Su apellido sirve actualmente como ariete para una serie de actividades comerciales y culturales que sostienen y apoyan este mundo. Desde las colecciones de grabaciones que en los ochenta sirvieron para dar a conocer repertorio de flauta, junto al Círculo de Bellas Artes, los cursos de verano que llevan su nombre, que cada año bajo la dirección de Salvador Espasa, preparan a nuevas generaciones de flautistas; el próximo Concurso Nacional de Flauta Manuel Garijo organizado por a AFE que ya tuvo una edición anterior; la tienda Mundimúsica Garijo, meca de tantos estudiantes en busca de instrumentos , literatura o partituras; Euromúsica Garijo con su labor de representación de importantes marcas nacionales y extranjeras


y su labor de mecenazgo y difusión de la música en general y de flauta en particular. (Si no lo estáis os recomiendo que, en su página, os suscribáis a sus boletines.

Saludos,

viernes, 11 de diciembre de 2009

Lo leo y no lo creo

El polifacético flautista holandés afincado en Barcelona Christiaan de Jong colgó el otro día en el Facebook un artículo publicado por El País. Ayer, uno de mis blogs favoritos, el del compositor Enrique Blanco (Postdam 1747), se hacía eco. Y yo no quiero ser menos porque la noticia sería de chiste si no fuera porque es real.

En el título os he puesto el enlace a El País.
El titular de la Noticia es...Atención...:

Un espectador denuncia a un músico de jazz por no tocar jazz


Ahora bien, el músico es nada menos que Larry Ochs;

y la cosa no pasaría de ser uno de los frutos de la estulticia peninsular, si no fuera porque resulta que intervino la Guardia Civil y uno de los efectivos dictaminó que efectivamente eso no era Jazz sino "música contemporánea", cosa que, al parecer, el denunciante tenía prohibido escuchar por "prescripción facultativa".

Bueno, el artículo de El País es mucho mejor y os recomiendo que lo leáis.

¿Dónde ocurrió? Pues nada menos que en el marco del V Festival de Jazz de Sigüenza.


Aceptemos que, con esta audiencia, es todo un milagro que los organizadores hayan conseguido llegar a la V edición.
Reconozco que la noticia me ha retrotraído a la España de mi juventud, a la revista Triunfo, al ya desaparecido periodista Lluis Carandell y a su columna Celtiberia Show; seguro que esta noticia le hubiera encantado.

Es triste e injusto pero también reconozco que a partir de esto, cuando piense en Sigüenza ya no pensaré en los fantásticos ágapes que he tomado allí, sino en esta noticia surrealista.

Es especialmente triste porque reconozco la injusticia del hecho y que, al hacerlo, le estoy dando prioridad a un suceso del anecdotario que no debería ser más que eso. Pero me pasa como con algunas canciones del verano. Son horribles pero acabas tarareándolas.

Os dejo también el enlace a la página del festival, con la nota de la Concejalía de Cultura, que sigue apostando por la línea progresiva del Festival. Suerte con ello.

Como titula en su entrada Enrique Blanco, Cualquier día me detienen.

Saludos,

miércoles, 9 de diciembre de 2009

La flautista - La Sirenita

1904- Camille Claudel (1864-1943)

Penúltima obra de Camille Claudel antes de caer en la fase de manía persecutoria y autodestructiva que acabaría con su internamiento en una institución psiquiátrica.


Camille Claudel (1864-1943) mantuvo una relación sentimental con su maestro Auguste Rodin que terminó trágicamente por la negativa de éste a abandonar a su otro amor Rose Beuret.
Rodin la acusó de plagiarle y de no tener realmente un estilo personal definido, así como de reflejar exclusivamente la tristeza . Su obra, si bien refleja semejanzas con la de Rodin tiene un toque femenino que permite identificarla como obra original.


Camille también mantuvo una relación con un Claude Debussy ya casado.


Trágica vida que termina trágicamente al internarla su familia, encabezada por su católico hermano Paul Claudel, en una institución psiquiátrica durante treinta años, hasta su muerte, sin permitirle recibir visitas.


Si os llama la atención la historia os recomiendo que alquiléis en el videoclub la película La Pasión de Camille Claudel (1988) con Isabelle Adjani y Gérard Depardieu haciendo de Rodin. Como es muy posible que esté descatalogada, una opción más cutrilla es verla en Youtube donde está colgada a trozos, exactamente en 19 trozos. Éste es el primero,





Os aconsejo que os hagáis una lista de reproducción y la veréis más o menos seguida.


Saludos,



martes, 8 de diciembre de 2009

Hocus Pocus de Focus

El título parece más un conjuro que una cabecera de entrada.
Focus es un veterano grupo rock holandés. Rock progresivo como solía llamarse en los 70s.

La formación original era de educación musical clásica y su teclista que también es flautista se llama

Thijs van Leer


Nacido en 1948 empieza a tocar la flauta a los 11 años, al comprarle su padre, músico clásico, su primer instrumento.
Primeramente hizo sus estudios de Historia del Arte y sólo al terminar, inició el estudio de la música de forma sistemática en el Conservatorio de Amsterdam. Obtuvo el Grado de flauta en el Conservatorio de Ginebra para proseguir luego sus estudios de teclado.

Estando estudiando ya lideraba como pianista un grupo de jazz y hacía de vocalista y flauta en otro grupo en el cabaret Shaffy .

En el 69 se juntó con un bajo y un batería para versionar los temas del mítico grupo de rock Traffic. También se rodaron como teloneros de otros grupos holandeses y empezaron a componer sus propios temas. Poco después se uniría al trío el virtuoso de la guitarra Jan Akkerman, con el que cerraron la primera formación del grupo Focus.
A principios de los 70 grabaron varios álbumes y tuvieron dos canciones con reconocimiento internacional. Una de ellas es la que os propongo hoy y que da el título a la entrada.
El grupo se deshizo a finales de los 70 tras sufrir varios cambios. En el 85 el guitarra y Thijs se juntaron para formar Focus 1985. En 2002 Thijs rehace el grupo, que sigue actualmente en circulación.


Podéis ampliar información sobre la historia del Focus histórico en la wikipedia inglesa (la versión castellana es muy reducida) aquí.

En el título tenéis el enlace a la página web del nuevo Focus.
Os pongo tres versiones de la canción
La primera es contemporánea a su creación y tiene la frescura del directo, la segunda es también contemporánea pero en su versión de estudio, y la tercera es de los 2000. Atentos a la flauta. Sobretodo en el segundo y tercer vídeo

Back to the Seventies...


Los 70 en un estudio de grabación,


Y treinta años después,


La razón de poner esta entrada es que me he enterado que Focus visitará Barcelona en Febrero del año que viene, en la Sala Luz de Gas y puede ser una buena ocasión para ver qué puede ofrecernos el grupo en los inicios de la segunda década del siglo XXI.

Yo si estuviera en Barcelona me acercaría. Saludos.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Fat or Fit?

Voy a copiar literalmente una tabla de consumo de calorías en diversas actividades.
La cosa va según tu peso y la conversión de las libras que aparecen en la tabla sería

120 lbs - 59 kgs.
155 lbs - 70 kgs.
190 bs - 86 kgs.

La cosa es pertinente porque entre las mil cosas que salen está el tocar algunos instrumentos.
Es gracioso comparar los distintos instrumentos y su consumo calórico. No tengo ni idea si la tabla es fiable. Ahora bien, curiosa lo es un rato. Está en inglés y ahí la tenéis,

Keep Moving
Calorie Chart
Activity (1 hour)130lbs155lbs190lbs
Aerobics, general
Aerobics, high impact
Aerobics, low impact
Archery (non-hunting)
Automobile repair
Backpacking, general
Badminton, competitive
Badminton, social, general
Basketball, game
Basketball, nongame, general
Basketball, officiating
Basketball, shooting baskets
Basketball, wheelchair
Bicycling, <10mph,>20mph, racing
Bicycling, 10-11.9mph, light effort
Bicycling, 12-13.9mph, moderate effort
Bicycling, 14-15.9mph, vigorous effort
Bicycling, 16-19mph, very fast, racing
Bicycling, BMX or mountain
Bicycling, stationary, general
Bicycling, stationary, light effort
Bicycling, stationary, moderate effort
Bicycling, stationary, very light effort
Bicycling, stationary, very vigorous effort
Bicycling, stationary, vigorous effort
Billiards
Bowling
Boxing, in ring, general
Boxing, punching bag
Boxing, sparring
Broomball
Calisthenics (pushups, sit-ups), vigorous effort
Calisthenics, home, light/moderate effort
Canoeing, on camping trip
Canoeing, rowing, >6 mph, vigorous effort
Canoeing, rowing, crewing, competition
Canoeing, rowing, light effort
Canoeing, rowing, moderate effort
Carpentry, general
Carrying heavy loads, such as bricks
Child care: sitting/kneeling-dressing, feeding
Child care: standing-dressing, feeding
Circuit training, general
Cleaning, heavy, vigorous effort
Cleaning, house, general
Cleaning, light, moderate effort
Coaching: football, soccer, basketball, etc.
Construction, outside, remodeling
Cooking or food preparation
Cricket (batting, bowling)
Croquet
Curling
Dancing, aerobic, ballet or modern, twist
Dancing, ballroom, fast
Dancing, ballroom, slow
Dancing, general
Darts, wall or lawn
Diving, springboard or platform
Electrical work, plumbing
Farming, baling hay, cleaning barn
Farming, milking by hand
Farming, shoveling grain
Fencing
Fishing from boat, sitting
Fishing from river bank, standing
Fishing in stream, in waders
Fishing, general
Fishing, ice, sitting
Football or baseball, playing catch
Football, competitive
Football, touch, flag, general
Frisbee playing, general
Frisbee, ultimate
Gardening, general
Golf, carrying clubs
Golf, general
Golf, miniature or driving range
Golf, pulling clubs
Golf, using power cart
Gymnastics, general
Hacky sack
Handball, general
Handball, team
Health club exercise, general
Hiking, cross country
Hockey, field
Hockey, ice
Horse grooming
Horse racing, galloping
Horseback riding, general
Horseback riding, trotting
Horseback riding, walking
Hunting, general
Jai alai
Jogging, general
Judo, karate, kick boxing, tae kwan do
Kayaking
Kickball
Lacrosse
Marching band, playing instrument(walking)
Marching, rapidly, military
Moto-cross
Moving furniture, household
Moving household items, boxes, upstairs
Moving household items, carrying boxes
Mowing lawn, general
Mowing lawn, riding mower
Music playing, cello, flute, horn, woodwind
Music playing, drums
Music playing, guitar, classical, folk(sitting)
Music playing, guitar, rock/roll band(standing)
Music playing, piano, organ, violin, trumpet

Paddleboat
Painting, papering, plastering, scraping
Polo
Pushing or pulling stroller with child
Race walking
Racquetball, casual, general
Racquetball, competitive
Raking lawn
Rock climbing, ascending rock
Rock climbing, rapelling
Rope jumping, fast
Rope jumping, moderate, general
Rope jumping, slow
Rowing, stationary, light effort
Rowing, stationary, moderate effort
Rowing, stationary, very vigorous effort
Rowing, stationary, vigorous effort
Rugby
Running, 10 mph (6 min mile)
Running, 10.9 mph (5.5 min mile)
Running, 5 mph (12 min mile)
Running, 5.2 mph (11.5 min mile)
Running, 6 mph (10 min mile)
Running, 6.7 mph (9 min mile)
Running, 7 mph (8.5 min mile)
Running, 7.5mph (8 min mile)
Running, 8 mph (7.5 min mile)
Running, 8.6 mph (7 min mile)
Running, 9 mph (6.5 min mile)
Running, cross country
Running, general
Running, in place
Running, on a track, team practice
Running, stairs, up
Running, training, pushing wheelchair
Running, wheeling, general
Sailing, boat/board, windsurfing, general
Sailing, in competition
Scrubbing floors, on hands and knees
Shoveling snow, by hand
Shuffleboard, lawn bowling
Sitting-playing with child(ren)-light
Skateboarding
Skating, ice, 9 mph or less
Skating, ice, general
Skating, ice, rapidly, > 9 mph
Skating, ice, speed, competitive
Skating, roller
Ski jumping (climb up carrying skis)
Ski machine, general
Skiing, cross-country, >8.0 mph, racing
Skiing, cross-country, moderate effort
Skiing, cross-country, slow or light effort
Skiing, cross-country, uphill, maximum effort
Skiing, cross-country, vigorous effort
Skiing, downhill, light effort
Skiing, downhill, moderate effort
Skiing, downhill, vigorous effort, racing
Skiing, snow, general
Skiing, water
Ski-mobiling, water
Skin diving, scuba diving, general
Sledding, tobogganing, bobsledding, luge
Snorkeling
Snow shoeing
Snowmobiling
Soccer, casual, general
Soccer, competitive
Softball or baseball, fast or slow pitch
Softball, officiating
Squash
Stair-treadmill ergometer, general
Standing-packing/unpacking boxes
Stretching, hatha yoga
Surfing, body or board
Sweeping garage, sidewalk
Swimming laps, freestyle, fast, vigorous effort
Swimming laps, freestyle, light/moderate effort
Swimming, backstroke, general
Swimming, breaststroke, general
Swimming, butterfly, general
Swimming, leisurely, general
Swimming, sidestroke, general
Swimming, sychronized
Swimming, treading water, fast/vigorous
Swimming, treading water, moderate effort
Table tennis, ping pong
Tai chi
Teaching aerobics class
Tennis, doubles
Tennis, general
Tennis, singles
Unicycling
Volleyball, beach
Volleyball, competitive, in gymnasium
Volleyball, noncompetitive; 6-9 member team
Walk/run-playing with child(ren)-moderate
Walk/run-playing with child(ren)-vigorous
Walking, 2.0 mph, slow pace
Walking, 3.0 mph, mod. pace, walking dog
Walking, 3.5 mph, uphill
Walking, 4.0 mph, very brisk pace
Walking, carrying infant or 15-lb load
Walking, grass track
Walking, upstairs
Walking, using crutches
Wallyball, general
Water aerobics, water calisthenics
Water polo
Water volleyball
Weight lifting or body building, vigorous effort
Weight lifting, light or moderate effort
Whitewater rafting, kayaking, or canoeing
354
413
295
207
177
413
413
266
472
354
413
266
384
236
944
354
472
590
708
502
295
325
413
177
738
620
148
177
708
354
531
413
472
266
236
708
708
177
413
207
472
177
207
472
266
207
148
236
325
148
295
148
236
354
325
177
266
148
177
207
472
177
325
354
148
207
354
236
118
148
531
472
177
207
295
325
236
177
295
207
236
236
708
472
325
354
472
472
354
472
236
384
148
295
708
413
590
295
413
472
236
384
236
354
531
413
325
148
118
236
118
177
148

236
266
472
148
384
413
590
236
649
472
708
590
472
413
502
708
561
590
944
1062
472
531
590
649
679
738
797
826
885
531
472
472
590
885
472
177
177
295
325
354
177
148
295
325
413
531
885
413
413
561
826
472
413
974
531
295
354
472
413
354
413
413
413
295
472
207
413
590
295
354
708
354
207
236
177
236
590
472
472
590
649
354
472
472
590
236
236
236
354
354
413
472
295
472
236
177
236
295
148
207
354
236
207
295
472
236
413
236
590
177
354
177
295
422
493
352
246
211
493
493
317
563
422
493
317
457
281
1126
422
563
704
844
598
352
387
493
211
880
739
176
211
844
422
633
493
563
317
281
844
844
211
493
246
563
211
246
563
317
246
176
281
387
176
352
176
281
422
387
211
317
176
211
246
563
211
387
422
176
246
422
281
141
176
633
563
211
246
352
387
281
211
352
246
281
281
844
563
387
422
563
563
422
563
281
457
176
352
844
493
704
352
493
563
281
457
281
422
633
493
387
176
141
281
141
211
176

281
317
563
176
457
493
704
281
774
563
844
704
563
493
598
844
669
704
1126
1267
563
633
704
774
809
880
950
985
1056
633
563
563
704
1056
563
211
211
352
387
422
211
176
352
387
493
633
1056
493
493
669
985
563
493
1161
633
352
422
563
493
422
493
493
493
352
563
246
493
704
352
422
844
422
246
281
211
281
704
563
563
704
774
422
563
563
704
281
281
281
422
422
493
563
352
563
281
211
281
352
176
246
422
281
246
352
563
281
493
281
704
211
422
211
352
518
604
431
302
259
604
604
388
690
518
604
388
561
345
1380
518
690
863
1035
733
431
474
604
259
1078
906
216
259
1035
518
776
604
690
388
345
1035
1035
259
604
302
690
259
302
690
388
302
216
345
474
216
431
216
345
518
474
259
388
216
259
302
690
259
474
518
216
302
518
345
173
216
776
690
259
302
431
474
345
259
431
302
345
345
1035
690
474
518
690
690
518
690
345
561
216
431
1035
604
863
431
604
690
345
561
345
518
776
604
474
216
173
345
173
259
216

345
388
690
216
561
604
863
345
949
690
1035
863
690
604
733
1035
819
863
1380
1553
690
776
863
949
992
1078
1165
1208
1294
776
690
690
863
1294
690
259
259
431
474
518
259
216
431
474
604
776
1294
604
604
819
1208
690
604
1423
776
431
518
690
604
518
604
604
604
431
690
302
604
863
431
518
1035
518
302
345
259
345
863
690
690
863
949
518
690
690
863
345
345
345
518
518
604
690
431
690
345
259
345
431
216
302
518
345
302
431
690
345
604
345
863
259
518
259
431


Move your bottom, baby
Saludos,

Blog Música Libre

El blog Música Libre ha colgado para evaluar el conjunto de 4 cds de JP Rampal La Fûte Enchantée.

Como ya comentamos cuando hablamos de blog, las descargas son calidad APE o FLAC, con muy
poca pérdida por compresión de datos.

En los CDs


En el Primero

Jean-Sébastien Bach 1685-1750
Sonate pour flûte & clavecin en si mineur, BWV 1030
Sonate pour flûte & clavecin en bémol majeur, BWV 1031
Sonate pour flûte & clavecin en la majeur, BWV 1032
Sonate pour flûte & continuo en ut majeur, BWV 1033
Sonate pour flûte & continuo en mi mineur, BWV 1034
Sonate por flûte et continuo en mi majeur, BWV 1035
Sonate pour flûte seule en la mienur, BWV 1013

En el Segundo

Georg Philip Telemann 1681-1767
Concerto en sol majeur pour flûte & cordes
Suite en la mineur pour flûte & cordes
3 Sonates pour flûte & clavecin

En el Tercero

Joseph Haydn 1732-1809
Sonate pour flûte en ut majeur, d'après Hob.III.72

Ludwig van Beethoven 1770-1827
Sérénade pour flûte, violon & alto, op.25

Franz Schubert 1797-1828
Introduction & variations sur le thème "Ihr Blümlein alle"

Robert Schumann 1810-1856
3 Romances

Y en el último

Claude Debussy 1862-1918
Sonate pour flûte, alto & harpe

Maurice Ravel 1875-1937
Introduction & allegro pour harpe, flûte, clarinette & quatuor à cordes

Albert Roussel 1869-1937
Sérénade pour flûte, harpe & trio á cordes

Arthur Honegger 1892-1955
Concertino da camera pour flûte, cor anglais & orchestre à cordes

3 Pièces de la Collection Fernand Oubradous
Arthur Honegger 1892-1955 · Romance
Amable Massis 1893-1980 · Pastorale
Henri Gagnebin 1886-1977 · Marche des gais lurons

La descarga es Rapidshare, que os sea leve...

Saludos,

Una de percusión

Qué pasaría si a piezas clásicas les diéramos un plus de percusión?
La cosa coge marcha.
AndreaVadrucci cuya página web está enlazada en el título de la entrada está especializado.
Os pongo tres vídeos de ejemplo y en su canal Youtube o en su página encontraréis unos cuantos mas.
Este es el enlace a su MySpace aquí.
Nada de flauta pura batería...y no de cocina.

El "Rondo alla Turca" de Wolfgang Amadedus M.


El Barbero de Sevilla , de Gioacchino R.


y finalmente, del mismo autor la famosa marcha de los militares austríacos, "los malos" en Guillermo Tell


Original, ¿Verdad?. Saludos,


Memoires d'Hadrien

Marguerite Yourcenar fue una escritora francesa de exquisita sensibilidad. Yo la descubrí con la novela Opus Nigrum (l'Oeuvre au Noir) y me dejó sin habla. Después leí su obra más conocida y de la que os pongo tres pequeños fragmentos en los que sale a relucir la flauta.
La obra es, como el título de la entrada indica, Las memorias de Adriano y fue publicada en 1951. La novela traza la vida del emperador Adriano a través de una larga carta de Adriano a su posible sucesor, Marco Aurelio.
En las notas que la autora hizo de al novela hay esta frase
"Tener razón demasiado pronto es lo mismo que equivocarse"
La traducción del texto es nada menos que de Julio Cortázar.
...

Impulsábame a ello mi gusto por el extrañamiento; me placía frecuentar a los bárbaros. Aquel gran país situado entre las bocas del Danubio y las de Borístenes, triángulo del cual recorrí por lo menos dos lados, se cuenta entre las regiones más sorprendentes del mundo, al menos para nosotros, hombres nacidos a orillas del Mar Interior, habituados a los paisajes puros y secos del sur, a las colinas y penínsulas. Allí adoré a la diosa Tierra, como aquí adoramos a la diosa Roma, y no hablo de Ceres sino de una divinidad más antigua, anterior a la invención de los cultivos. Nuestro suelo griego o latino, sostenido por la osamenta de las rocas, posee la elegancia ceñida de un cuerpo masculino; la tierra escita tenía la abundancia algo pesada de un cuerpo reclinado de mujer. La llanura sólo acababa en el cielo. Frente al milagro de los ríos mi maravilla no tenía fin; aquella vasta tierra vacía era tan sólo una pendiente y un lecho para ellos. Nuestros ríos son cortos, y jamás nos sentimos lejos de sus fuentes. Pero el enorme caudal que acababa aquí en confusos estuarios, arrastraba consigo los limos de un continente desconocido, los hielos de regiones inhabitables. El frío de una meseta española no es inferior a ningún otro, pero por primera vez me hallaba cara a cara con el verdadero invierno, que en nuestras regiones sólo hace apariciones más o menos breves, mientras allá se mantiene durante largos meses, y más al norte se lo adivina inmutable, sin comienzo ni fin. La noche de mi llegada al campo, el Danubio era una inmensa ruta de hielo rojo, y más tarde de hielo azul, en la que el trabajo interior de las corrientes marcaba huellas tan hondas como las de los carros. Nos protegíamos del frío con pieles. La presencia de ese enemigo impersonal, casi abstracto, provocaba una exaltación extraordinaria, una sensación creciente de energía. Luchábamos por conservar ese calor, como en otras partes luchábamos por conservar el coraje. Ciertos días, en la estepa, la nieve borraba todos los planos, ya harto poco apreciables; se galopaba en un mundo de espacio puro, de puros átomos. La helada daba a las cosas más triviales y blandas una transparencia y una dureza celestes. Un junco quebrado se convertía en una flauta de cristal. Assar, mi guía caucásico, rompía hielo al atardecer para abrevar nuestros caballos. Aquellas bestias eran uno de nuestros puntos de contacto más útiles con los bárbaros; los regateos y las interminables discusiones originaban una especie de amistad, y el respeto mutuo nacía de alguna proeza ecuestre. De noche, los fuegos del campamento iluminaban los extraordinarios brincos de los bailarines de estrecha cintura y sus extravagantes brazaletes de oro.

Pág 27.

Durante esos años que precedieron a la gran crisis, había tomado una decisión que llevó a mis enemigos a considerarme irremediablemente frívolo, y que en parte estaba destinada a lograr ese fin y parar así todo ataque. Pasé algunos meses en Grecia. La política, por lo menos en apariencia, no tuvo nada que ver con ese viaje. Se trataba de una excursión de placer y de estudio; volví con algunas copas grabadas y libros que compartí con Plotina. De todos mis honores oficiales, el que allí recibí me dio la alegría más pura: fui nombrado arconte de Atenas. Pude concederme algunos meses de trabajo y fáciles deleites, de paseos en primavera por colinas sembradas de anémonas, de contacto amistoso con el mármol desnudo. En Queronea, adonde había ido a enternecerme con el recuerdo de las antiguas parejas de amigos del Batallón Sagrado, fui durante los días huésped de Plutarco. También yo había tenido mi Batallón Sagrado, pero, como me ocurre a menudo, mi vida me conmovía menos que la historia. Cacé en Arcadia; rogué en Delfos. En Esparta, a orillas del Eurotas, los pastores me enseñaron un antiquísimo aire de flauta, extraño canto de pájaros. Cerca de Megara di con una boda rústica que duró toda la noche; mis compañeros y yo osamos mezclarnos a las danzas, atrevimiento que las pomposas costumbres de Roma nos hubieran vedado.

Pag 40.

La barca que el mercader Erasto de Éfeso me prestaba para navegar por el archipiélago fondeó en la bahía de Falera, y me instalé en Atenas como un hombre que vuelve al hogar. Me atrevía a tocar aquella belleza, trataba de convertir una ciudad admirable en una ciudad perfecta. Por primera vez Atenas se repoblaba, empezaba a crecer después de un largo período de decadencia. Doblé su extensión; preví, a lo largo del Iliso, una nueva Atenas, la ciudad de Adriano después de la de Teseo. Había que disponerlo y construirlo todo. Seis siglos antes, la construcción del gran templo consagrado a Zeus Olímpico había quedado interrumpida. Mis obreros se pusieron a la tarea; Atenas conoció otra vez la exaltación jubilosa de las grandes empresas, que no había saboreado desde los días de Pendes. La inspección de los trabajos requirió ir y venir diariamente en un laberinto de máquinas, de complicadas poleas, fustes semilevantados y bloques blancos negligentemente apilados bajo lío el cielo azul. Volvía a encontrar allí algo de la excitación de los astilleros navales; un navío aparejaba rumbo al porvenir. Por la noche, la arquitectura cedía el lugar a la música, esa construcción invisible. He practicado un poco todas las artes, pero sólo me he ejercitado constantemente en el de los sonidos, donde me reconozco con cierta excelencia. En Roma disimulaba esa afición, a la que podía entregarme discretamente en Atenas. Los músicos se reunían en el patio donde había un ciprés, al pie de una estatua de Hermes. Seis o siete solamente: una orquesta de flautas y liras, a la que a veces se agregaba un virtuoso de la citara. Casi siempre tocaba yo la flauta travesera. Ejecutábamos melodías antiguas, casi olvidadas, y también nuevas melodías compuestas para mí. Amaba la viril austeridad de los aires dorios, pero no me desagradaban las melodías voluptuosas o apasionadas, las modulaciones patéticas o artificiosas, que las personas graves, cuya virtud consiste en tenerlo todo, rechazan por considerarlas trastornadoras de los sentidos o del corazón. A través de las cuerdas entreveía el perfil de mi joven camarada, atentamente ocupado en cumplir su parte en el conjunto, y sus dedos que corrían a lo largo de los hilos tendidos. Aquel hermoso invierno fue rico en frecuentaciones amistosas; el opulento Ático, cuyo banco costeaba mis trabajos edilicios no sin obtener provecho, me invitó a sus jardines de Kefisia, donde vivía rodeado de una corte de improvisadores y escritores de moda; su hijo, el joven Herodes, era un conservador arrebatador y sutil a la vez, que se convirtió en el comensal indispensable de mis cenas atenienses. Había perdido por completo la timidez que lo hiciera quedarse corto en mi presencia, en la época en que la efebía ateniense lo envió a la frontera sármata para felicitarme por mi advenimiento, pero su creciente vanidad me parecía divertidamente ridícula. El retórico Polemón, famoso en Laodicea, que rivalizaba con Herodes en elocuencia y sobre todo en riqueza, me encantó por su estilo asiático, amplio y centelleante como las olas de un Pactolo; aquel hábil ajustador de palabras vivía como hablaba, con fasto. Pero el más precioso de los encuentros fue el de Arriano de Nicomedia, mi mejor amigo. Doce años menor que yo, había comenzado la bella carrera política y militar en la cual continúa honrándose y sirviendo. Su experiencia de los grandes negocios, su conocimiento de los caballos, los perros y todos los ejercicios corporales, lo ponían infinitamente por encima de los simples hacedores de frases. En su juventud había sido presa de una de esas extrañas pasiones del espíritu sin las cuales no hay quizá verdadera sabiduría ni verdadera grandeza: dos años de su vida habían transcurrido en Nicópolis, en Epiro, habitando el cuchitril frío y desnudo donde agonizaba Epicteto; se había impuesto la tarea de recoger y transcribir palabra por palabra los últimos pensamientos del anciano filósofo enfermo. Aquel periodo de entusiasmo lo marcó para siempre; conservaba de él admirables disciplinas morales y una especie de grave candor. Practicaba en secreto una vida austera de la que nadie tenía idea. Pero el largo aprendizaje del deber estoico no lo había endurecido en una actitud de falsa sabiduría; era demasiado fino como para no haberse apercibido de que los extremos de la virtud se asemejan a los del amor en que su mérito proviene precisamente de su rareza, de su condición de obra maestra única, de hermoso exceso. La inteligencia serena, la perfecta honradez de Jenofonte le servían desde entonces de modelo. Escribía la historia de Bitinia, su país. Había yo colocado a esta provincia, largo tiempo mal administrada por los procónsules, bajo mi jurisdicción personal; Arriano me aconsejó en mis planes de reforma. Lector asiduo de los diálogos socráticos, no ignoraba nada de las reservas de heroísmo, abnegación y a veces sapiencia con que Grecia ha sabido ennoblecer la pasión por el amigo; así, trataba a mi joven favorito con una tierna deferencia. Los dos bitinios hablaban ese dulce dialecto de la Jonia, lleno de desinencias casi homéricas, en el cual convencí más tarde a Arriano de que escribiera sus obras.

Pag. 88

….

Saludos,